Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2 – Francesca Cavallo y Elena Favilli

Título original: Good Night Stories for Rebel Girls 2
Año de publicación: 2017
Edición: Planeta, México, 2018 (trad. Graciela Romero Saldaña)
Páginas: 212

“¿Por qué es importante contar las historias de estas mujeres?”, me pregunté cuando empezaba a leer este libro. “Porque históricamente –me respondí– las mujeres hemos tenido mucho o todo en contra, y aún así muchas han logrado cosas extraordinarias”. Después pensé en lo esencial que resulta, a cualquier edad, tener modelos que inspiren por su tenacidad y valentía. Respuestas que me confirmaron el valor de estos Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2.

Son varias las razones por las que me gustó este libro, continuación de ese best seller en el que se ha convertido Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. La primera tiene que ver con la concepción misma del proyecto: el libro de las italianas Francesca Cavallo y Elena Favilli, directoras editorial y creativa, es a la vez sencillo y fascinante. La idea de contar, en menos de una página, a manera de cuento, la historia de mujeres que hicieron de su vida una hazaña es realmente genial. Hay algo grandioso en el concepto: mujeres unidas por su rebeldía, en la curaduría, en las bellas ilustraciones de cada protagonista y hasta en la comunidad que las autoras han formado con sus lectoras.

La diversidad es otra de las virtudes de Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2. Se nota un esfuerzo de parte de Cavallo y Favilli por contar historias de todos los lugares y todos los tiempos; si bien, hay una preponderancia de mujeres nacidas en Estados Unidos: 28 de 100. Mientras que la variedad de actividades, luchas y proezas que se relatan en el libro parecen decirnos que podemos ser lo que queramos ser: aviadora, acróbata, revolucionaria, montañista, bombera, neurocirujana…

Su obstinación y su osadía, su capacidad para seguir adelante a pesar de que les dijeron que “no” (no puedes hacerlo porque eres mujer o no puedes hacerlo porque no tienes talento o simplemente porque es peligroso), es lo que hermana a las protagonistas de este libro. Ahí están, por ejemplo, J. K. Rowling (Reino Unido, 1965), cuyo manuscrito de Harry Potter fue rechazado una y otra vez antes de convertirse en un fenómeno editorial, y cuyos editores le pidieron que cambiara su nombre Joanne por J. K. porque estúpidamente temían que los niños no quisieran leer un libro escrito por una mujer. O la extraordinaria futbolista Marta Vieira Da Silva (Brasil, 1986), a la que llamaban “mujer macho” o “Pelé con faldas”. O la mexicana Lorena Ochoa (México, 1981), que antes de convertirse en una de las mejores golfistas del mundo se rompió ambas muñecas de los brazos al caer de un árbol. La capacidad de estas mujeres para superar la adversidad es realmente asombrosa.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, que ha vendido aproximadamente un millón de ejemplares en el mundo y ha sido traducido a más de 30 idiomas, y Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2 conforman un proyecto audaz, pertinente, porque desafortunadamente las mujeres seguimos teniendo mucho en contra y porque historias como éstas tienen el poder de transformar.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.