la-traicion-de-rita-hayworth-manuel-puig

La traición de Rita Hayworth – Manuel Puig

Año de publicación: 1968
Edición: Debolsillo, 2015
Páginas: 320

Asistente de dirección y guionista de cine, Manuel Puig (General Villegas, 1932-Cuernavaca, 1990) escribió varias de las novelas que renovaron la narrativa argentina del siglo XX. Valiéndose de diferentes técnicas narrativas, retrata con gran profundidad en sus libros los gustos y prejuicios de la clase media de su país; películas, radionovelas y tangos incluidos.

La traición de Rita Hayworth (1968), su primera y autobiográfica novela, cuenta la historia de Toto, un niño nacido en un pueblo de la pampa argentina que es diferente a los demás. Toto es un amante del cine: casi todos los días asiste a una función con su mamá. Le gusta dibujar escenas de las películas –estelarizadas en su mayoría por divas de Hollywood como Rita Hayworth– e inventar historias basadas en ellas que en su imaginación protagonizan las personas con las que convive día a día. Además, prefiere tomar clases de inglés y de piano o jugar con las niñas que aprender a andar en bicicleta o a nadar.

La novela abarca los primeros quince años de la vida de Toto, desde que nace en 1933 en el árido y polvoriento Coronel Vallejos (pueblo ficticio basado en el natal General Villegas del autor) hasta 1948. Está dividida en dos partes, con ocho capítulos cada una. La primera está centrada en la infancia del protagonista y la segunda, en su adolescencia. En cada capítulo, Puig echa mano de recursos distintos para contarnos la vida de su alter ego y protagonista: diálogo directo, monólogo interior, un diario, una carta, un anónimo…

Se trata de una novela innovadora porque el autor prescinde del empleo de un narrador convencional para que sean los testimonios hablados y escritos de diferentes personajes los que cuenten la historia “por sí mismos”. Incluso, Puig nos introduce directamente en la mente de algunos de sus protagonistas (monólogo interior), lo que nos permite conocerlos de primera mano, especialmente a Toto. Son extraordinarias la sensibilidad y la destreza con las que Puig logra adentrarnos en los pensamientos y la imaginación de este niño. Si bien, debo de advertir que para algunos lectores esta técnica puede resultar un poco pesada debido a que emula los devaneos de la mente.

Rita Heyworth, 1940

Entre los personajes de La traición de Rita Hayworth, figura la madre de Toto, Mita, quien vive dividida entre el cariño y apego que siente hacia su hijo y la idea de que para que éste sea como los demás debe mostrarse distante y dura con él. También está el irritable y estricto Berto, padre del protagonista, a quien constantemente vemos preocupado por las cuentas de su negocio y molesto porque su hijo no se comporta como un “hombrecito”. Más allá de Mita, hay varias mujeres o niñas que habitan el pequeño mundo de Toto. Una de ellas es Paquita, su amiga, quien está enamorada del entrenador de natación y se cree portadora de un pecado mortal del que Toto fue testigo.

A algunos personajes, que aparecen poco en el libro, como los abuelos y las tías de Toto, los conocemos a través de las conversaciones que mantienen con otros. En la construcción de esos diálogos también es posible advertir la originalidad de Puig. Pues no se trata de diálogos comunes y corrientes, ya que el escritor no identifica de manera explícita a los personajes que participan en ellos. Incluso, hay un diálogo en el que sólo habla una persona: la parte correspondiente a la otra es dejada en blanco. Si bien estos ejercicios pueden resultar desconcertantes en un principio, es interesante ver cómo finalmente el lector logra comprender e inferir lo expresado por cada personaje.

La traición de Rita Hayworth surgió cuando Manuel Puig escribía un guión para una película: “Estaba planeando una escena del guión en que la voz de una tía mía, en off, introducía la acción en el lavadero de una casa de pueblo. Esa voz tenía que abarcar no más de tres líneas de guión, pero siguió sin parar unas treinta páginas”. La anécdota no es menor, pues de algún modo explica la importancia que las voces de los personajes cobrarían en ésta y otras novelas de Puig.

Pero además de leer La traición de Rita Hayworth por sus innovaciones formales, habría que leerla porque trata de lo difícil de lidiar con el hecho de ser diferente, así como de la importancia que pueden llegar a tener las ficciones en nuestras vidas –en este caso, las películas– como refugio y fuente de inspiración.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.