temporada de huracanes fernanda melchor

Temporada de huracanes – Fernanda Melchor

Edición: Literatura Random House, México, 2017, 223 pp.

Fernanda Melchor (Veracruz, 1982) es una de las escritoras jóvenes más interesantes del panorama literario mexicano. Periodista y narradora, ha publicado las excepcionales crónicas de Aquí no es Miami (2013), así como las novelas Falsa liebre (2013) y Temporada de huracanes. Libros en los que explora la violencia de su natal Veracruz con una gran variedad de recursos narrativos.

En Temporada de huracanes, el asesinato de un enigmático personaje apodado la Bruja le sirve a la autora para sumergirse en la génesis de la violencia, machista y generalizada, que aqueja a su estado y al país. Para hacerlo, recurre a una estrategia narrativa basada en la polifonía, que da voz al pueblo donde ocurren los hechos, llamado La Matosa, y a los diferentes personajes involucrados de una u otra forma en el crimen.

Melchor apuesta por una escritura vertiginosa en la que no hay diálogos ni puntos y aparte: la novela está compuesta por ocho grandes párrafos, cada uno correspondiente a un capítulo. El lenguaje coloquial, soez, contribuye asimismo a darle celeridad al relato. Recursos todos que no son un mero alarde formal, sino que se corresponden de manera extraordinaria con el contenido, pues dan como resultado una prosa asfixiante, opresiva, como lo es la violencia misma, que asedia a los protagonistas tanto en las calles como en sus propias casas.

Por otro lado están los guiños a los cuentos de hadas. Hay una Bruja, que no es más que una mujer de conocimiento estigmatizada y marginada, además de una “princesa” en peligro: Norma, quien bebe un brebaje de la Bruja. Un personaje construido hábilmente como una Caperucita Roja contemporánea, cuya historia está teñida por el color de la sangre.

No se trata, sin embargo, de una novela basada en símbolos, como sucede en los cuentos de hadas. Tampoco de una historia fantástica ni perteneciente al realismo mágico, no obstante que El otoño del patriarca de Gabriel García Márquez y El lugar sin límites de José Donoso hayan influido –como ha dicho Melchor– en la elección de la voz narrativa y en la anécdota. Más bien, lo que hay en la novela son supersticiones, leyendas, chismes…

Temporada de huracanes es una atractiva propuesta por la riqueza de técnicas con la que está escrita y por la mirada, cruda y atenta, de Fernanda Melchor hacia la violencia. No es una escritora que se conforme con narrar la violencia que golpea al país como una lucha entre cárteles o entre narcos y militares. Su novela va al fondo: indaga en la génesis de la violencia. Es una historia que mantiene al lector al filo de cada página y que a nadie puede dejar indiferente.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.