cuentos-de-buenas-noches-para-ninas-rebeldes

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes – Elena Favilli y Francesca Cavallo

Título original: Good Night Stories for Rebel Girls
Edición: Planeta, 2017 (trad. Ariadna Molinari Tato)
Páginas: 212
Sinopsis: Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes reinventa los cuentos de hadas. Elizabeth I, Coco Chanel, Marie Curie, Frida Kahlo, Serena Williams y otras mujeres extraordinarias narran la aventura de su vida, inspirando a niñas –y no tan niñas– a soñar en grande y alcanzar sus sueños; además, cuenta con las magníficas ilustraciones de sesenta mujeres artistas de todos los rincones del Planeta.

Este libro es un regalo. Y lo es en el doble sentido de la palabra. Un regalo, literalmente, porque me lo dio mi mejor amiga. Y un regalo, hablando en sentido figurado, por el poder que tienen las historias de estas cien mujeres extraordinarias. Cuando me lo obsequió mi amiga, yo pasaba por una situación laboral complicada. Ella me lo dio convencida de que, justo en ese momento de mi vida, tenía que leer historias de mujeres inspiradoras, que habían vencido numerosos y distintos obstáculos. Tenía que darme cuenta, me decía, de que confiando en nadie más que en mí misma podía salir del hoyo en el que me encontraba metida. El poder que ella atribuía a este libro –decía que lo leía en voz alta a su madre y juntas habían llorado– no podía más que intrigarme. Así que el mismo día que me lo dio empecé a leerlo.

Debo confesar que soy menos sentimental que mi amiga porque a mí estos cuentos rebeldes no me hicieron llorar. Fueron más bien un recordatorio de fortaleza. Los leí en cuatro días: eran mi descanso de otras lecturas más pesadas y, en un par de ocasiones, fueron una voz tranquilizadora en instantes en los que la desesperación me alcanzaba. Mi mal momento no ha pasado: no quiero mentir con tal de dar a mi historia un final feliz. Lo que sí puedo decir es que el proyecto de este blog ha surgido durante esta complicada situación. Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes es, a fin de cuentas, un libro sobre luchas.

En el borrador que hice de este texto había un largo párrafo que describía el contenido general de estos cuentos para niñas rebeldes. Pero ahora que lo he pasado en limpio he decidido quitarlo (por eso añadí una sinopsis arriba). Prefiero que conozcan estas historias, tan breves –no ocupan más de una página– y tan bellamente ilustradas, por ustedes mismas. Estas palabras son sólo una invitación. Porque estoy convencida de que es pasándonos la voz entre nosotras, contando nuestras propias historias y las de terceras, que cada vez nos haremos más conscientes de lo que somos capaces de hacer.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.